Breve información sobre la Influenza AH1 N1

Mié 25 de enero de 2012

Debido al nuevo brote de influenza AH1N1 en México, te presentamos estas recomendaciones de cómo reconocer los síntomas de la enfermedad y qué hacer si se llegan a presentar. Recuerda que lo más importante es estar prevenido, por esta razón también te compartimos algunas recomendaciones, como lavarte adecuada y constantemente las manos.

La influenza AH1 N1 es una enfermedad aguda de las vías respiratorias, esta enfermedad afecta humanos, aves silvestres y de corral y múltiples especies de mamíferos terrestres (cerdos, caballos, venados, etc.) y mamíferos marinos (delfines, focas, ballenas). Es curable y controlable si se recibe  atención médica oportuna y los cuidados necesarios en casa.

Se transmite de persona a persona, entrando el virus al organismo por la boca, nariz y ojos; cuando la persona enferma expulsa gotitas de saliva al estornudar, toser o gritar frente a otra sin cubrirse la boca y la nariz. Al viajar el virus en las gotitas de saliva puede depositarse en superficies u objetos para posteriormente ser tocados y llevarse la mano contaminada a la cara o boca.

Algunos síntomas son:

  • fiebre mayor a 39ºC
  • tos frecuente e intensa
  • dolor de cabeza
  • dolor de articulaciones
  • falta de apetito
  • diarrea
  • congestión nasal
  • estornudos
  • malestar general

En niños

  • todos los anteriores
  • rechazo al alimento
  • irritabilidad y/o convulsiones
  • alteraciones del estado de consciencia

Si una persona sospecha tener influenza AH1 N1 o padece alguno de los síntomas mencionados anteriormente, debe acudir a la unidad de salud más cercana de manera inmediata para que el médico le realice un diagnóstico clínico. En caso de ser positivo, sólo el médico deberá indicar la administración de medicamentos antivirales para el tratamiento.

Es muy importante que no te automediques, porque al hacerlo puedes aminorar y retrasar la aparición de los síntomas y puedes dificultar el diagnóstico. Los antibióticos no combaten el virus y los antigripales esconden los síntomas.

La influenza no siempre es una enfermedad grave o mortal, sólo una de cada 10 personas presentan complicaciones y sólo 2 de cada 10,000 enfermos tienen peligro de morir.

La influenza se presenta en todas las edades, en ambos sexos y no distingue condición social. Sin embargo, las complicaciones de la influenza se presentan primordialmente en personas con enfermedades crónicas como asma, enfisema, insuficiencia cardiaca o renal, diabetes, cáncer o SIDA. Las mujeres embarazadas son más propensas a complicaciones.

La vacuna contra la influenza AH1 N1 es efectiva y segura.

Como medida preventiva, te recomendamos lavarte las manos frecuentemente. A continuación te presentamos el procedimiento adecuado para hacerlo.